Los organismos encargados de regir las actividades de desarrollo de normas, mediciones, ensayos, certificaciones y acreditaciones, vinculadas y aplicables a productos, servicios, procesos, personas, sistemas de gestión y combinaciones de ellos en una amplia gama de alcance, marchan junto a los avances científicos y tecnológicos, el comercio, los fenómenos naturales y las necesidades siempre crecientes de la humanidad.

Por tal motivo se impone la necesidad de elevar la competencia de las personas dedicadas a la Normalización, la Metrología, la Certificación y la Acreditación, tal como son definidas estas materias por las organizaciones internacionales que las rigen, incluyendo las herramientas que le están asociadas, como: la inspección de la calidad, el muestreo de productos, la supervisión metrológica, los ensayos a productos, las calibraciones y verificaciones a instrumentos de medición, entre otras. En consecuencia, las Infraestructuras Nacionales de la Calidad dedican una especial atención a los temas de las competencias de estas organizaciones y en particular de sus recursos humanos.

Cuando nos referimos a la competencia de:  los evaluadores de un organismo nacional de acreditación, que ha mantenido en el tiempo resultados satisfactorios en los ejercicios de evaluación de pares con sus homólogos de otros países.  un analista de un laboratorio de ensayos acreditados, a través de un riguroso proceso regido igualmente por normas internacionales ampliamente reconocidas,  un especialista en Metrología que se desempeña en un laboratorio de calibración acreditado en una determinada magnitud física y alcance específico. El tema de las competencias profesionales acreditadas no se limita a estos casos, la interrogante: ¿Qué podría decirse en cuanto a la competencia de las personas que realizan tareas vinculadas con el desarrollo de las normas? El tema reviste ciertas complejidades que ocupan las mentes de esos profesionales de las normas que han dedicado sus vidas a tareas vinculadas con el desarrollo de las normas, hasta los recién egresados de centros de estudios que han elegido esta labor. Si nos enfocamos, por ejemplo, en los sistemas de gestión de la calidad, observamos que este tema está considerado en la Norma NC-ISO 9001:2015 Sistemas de gestión de la calidad. Requisitos, porque recoge en su requisito 7.2 Competencia, que la organización debe: a) determinar la competencia necesaria de las personas que realizan, bajo su control, un trabajo que afecta al desempeño y eficacia del sistema de gestión de la calidad; b) asegurarse de que estas personas sean competentes, basándose en la educación, formación o experiencia apropiadas; c) cuando sea aplicable, tomar acciones para adquirir la competencia necesaria y evaluar la eficacia de las acciones tomadas.

 

Acciones de la ISO sobre la competencia de los profesionales de las normas

En julio de 2018, la Secretaría del Buró de Gestión Técnica de la ISO (ISO/TMB) invitó a sus miembros a participar en un taller internacional sobre Competencia de los Profesionales de las Normas: en Empresas (parte 1) y en Organizaciones de Normalización (parte 2), luego de la aprobación por el ISO/TMB de una propuesta de la Agencia Coreana para la Tecnología y las Normas (KATS) y la Asociación de Normas Coreanas (KSA), dirigida a realizar un Acuerdo del Taller Internacional IWA 30, sobre Competencia de los Profesionales de las Normas en las partes 1 y 2, previsto a desarrollarse en octubre de 2018, en la 82. Asamblea General de la IEC.


El propósito del documento fue: “El desarrollo de capacidades y la educación son importantes para las fuerzas de trabajo en las empresas, los comités que desarrollan normas y los organismos nacionales de normalización. La creación efectiva de capacidades debe basarse en las necesidades de las empresas y los comités y organizaciones que desarrollan normas.”


En consecuencia, se han realizado esfuerzos para desarrollar un conjunto de conocimientos o habilidades y programas de cualificación para profesionales de las normas en países miembros de la ISO.


El ISO TMB TF11 propuso requisitos de capacidad para Presidentes, Secretarios y Editores de los proyectos de normas, siendo apoyado por IWA la creación de capacidad en las actividades del TMB de la ISO y en la ISO en general.


La propuesta de ISO IWA, estuvo dirigida a la elaboración de una herramienta útil para las empresas y organismos nacionales en la creación de capacidades en los profesionales de las normas.


Entre los propósitos del documento, se tuvo en cuenta que esta guía funcionara como la base que permita un acercamiento de los estudiantes de las especialidades técnicas que se formen en las escuelas, institutos, universidades y otros centros docentes, con la importancia de las normas y sus aplicaciones, de manera que califiquen como listos para trabajar en los temas de la Normalización en sus especialidades a diversos niveles.


El IWA 30 se basó en el informe del proyecto elaborado y publicado en marzo de 2015 por el Subcomité sobre Normas y Conformidad (SCSC) de la Cooperación Económica Asia/Pacífico (APEC), titulado: Inspiring the next generation of standards professionals: Towards job profiling in today’s global world (Inspirar a la próxima generación de profesionales de estándares: hacia la elaboración de perfiles laborales en el mundo global de hoy), propuesto por Corea y copatrocinado por China, Indonesia, Japón, Malasia, Perú, Filipinas, Tailandia, Estados Unidos y Viet Nam.


Participaron en el IWA, 14 Órganos Nacionales de Normalización, 2 regionales (ICONTEC/Colombia e INEN/Ecuador, por América Latina).
Conviene precisar que en el alcance no se incluyeron aspectos referidos a la certificación de personas.


Luego de algunas etapas previas el texto final del IWA se publicó y distribuyó en 2019 bajo la siguiente estructura:  IWA 30-1 sobre: Competencia de los Profesionales de las Normas. Parte 1: En empresas.  IWA 30-2 sobre: Competencia de los Profesionales de las Normas. Parte 2: En organizaciones de Normalización


Ambos documentos poseen una estructura idéntica. El IWA 30-1 proporciona una guía de referencia internacional sobre los requisitos de competencia y desarrollo de los profesionales de las normas en las empresas, y aborda y clasifica sus tareas para las competencias requeridas, incluyendo conocimientos, habilidades y atributos por tareas.


Por su parte el IWA 30-2 se enfoca a los profesionales de las normas en organizaciones especializadas en normas, organismos nacionales de Normalización, organizaciones de desarrollo de normas y autoridades nacionales reguladoras, e igualmente trata y clasifica sus tareas para las competencias requeridas, incluyendo conocimientos, habilidades y atributos.


Fueron aprobadas con los títulos: IWA 30-1:2019 Competencia de los profesionales de la normalización. Parte 1: En empresas Alcance Este documento especifica la competencia, que consta de conocimientos, habilidades y atributos, necesarios para realizar las tareas de los profesionales de estándares. Este documento es aplicable a todo el personal involucrado en algún aspecto de la estandarización en las empresas. IWA 30-2:2019 Competencia de los profesionales de la normalización. Parte 2: En organizaciones relacionadas con la normalización Alcance Este documento especifica la competencia, que consta de conocimientos, habilidades y atributos, necesarios para realizar las tareas de los profesionales de estándares. Este documento es aplicable a todo el personal involucrado en algún aspecto de la estandarización en una organización que realiza actividades de estandarización.


Ya nuestro país inicia los primeros pasos, en estudiar la adopción de las versiones de estos documentos internacionales adaptados a nuestras condiciones, lo cual significaría un sólido paso de avance en el perfeccionamiento de nuestro Sistema Nacional de Normalización.

La Cooperación Internacional para la Educación sobre Normalización (ICES)

La ICES es una red de personas y organizaciones interesadas en la educación sobre Normalización. Es la única organización internacional con un enfoque exclusivo sobre estos temas. Fue establecida en una reunión en Tokio del 6 al 8 de febrero de 2006 por personas de la industria, la academia y organizaciones de normalización. Desde entonces, otros grupos se han unido (por ejemplo, gobiernos y agencias gubernamentales, organizaciones internacionales de normalización y otras entidades vinculadas a las normas, entre otras). ICES es una organización no lucrativa de colaboración y no registrada.


Esta organización internacional tiene como misión promover la educación sobre la Normalización y mejorar su calidad y atractivo para todos los interesados. Ofrece una plataforma para el intercambio de información y la colaboración en estos temas.

Los objetivos del ICES son:


1. Desarrollar y mantener una red interdisciplinaria de personas interesadas en la educación sobre la Normalización. 2. Facilitar el desarrollo de políticas e infraestructuras para apoyar la educación sobre Normalización. 3. Buscar relaciones de cooperación con organizaciones que ofrecen capacitación y educación en esta área. 4. Profesionalizar la educación sobre la Normalización, por ejemplo:  Estimular el desarrollo y el intercambio de modelos, directrices, enfoques innovadores y materiales educativos.  Estrechar el vínculo entre la investigación en Normalización actualizada y la educación.  Facilitar un repositorio de currículos y materiales educativos.  Facilitar la revisión por pares de los materiales educativos.  Organizar talleres. La ICES organiza conferencias anuales y otros programas, manteniendo un sitio web en el cual se pueden consultar los resultados de talleres que se rotan por regiones (Asia/Oceanía, Europa/África y las Américas), así como el informe del proyecto ya referido y que servirá de base para el IWA 30 sobre la competencia de los profesionales de las normas. Dicho proyecto incluye en uno de sus anexos 25 entrevistas escritas formuladas a personalidades de la Normalización que comprendieron 16 regionales, 6 internacionales y 3 jóvenes profesionales investigadores coreanos.


Sobre el informe del proyecto del SCSC de la APEC En este informe, los profesionales de las normas son definidos y clasificados utilizando el enfoque basado en tareas, lo cual resulta estratégicamente importante, no solo para la comunicación efectiva en la comunidad de las normas, sino también para aumentar la conciencia sobre la necesidad de identificar tanto a nivel nacional como internacional, una definición y clasificación ampliamente aceptada sobre los profesionales de las normas. Estas definiciones pueden estar directamente relacionadas con una norma ocupacional y los requisitos de competencia.


Además, el informe señala que: “Para desarrollar sistemáticamente la próxima generación de profesionales de las normas, identificar los requisitos clave de competencia es de importancia crítica”.


Entre las entrevistas realizadas a los líderes internacionales, que son personalidades que se desempeñaban como Secretario General de la ISO, Vicepresidente de la IEC, Vicepresidenta de la ASTM, Presidentes de la ICES, así como varios altos ejecutivos de la Normalización miembros de la APEC, se encuentran declaraciones que mantienen su vigencia como las planteadas por:


Robert Steele, entonces Secretario General de la ISO, opinó respecto a los requisitos de competencia sobre conocimientos, habilidades, experiencias o actitudes, que: Es muy importante tener las siguientes habilidades/experiencias: Una amplia comprensión de la gestión de personas y habilidades de liderazgo; experiencia en trabajar donde las personas realmente usan las normas; la comprensión de lo que el cliente realmente quiere es fundamental; un alto nivel de curiosidad; experiencia para ver el panorama genera; necesidad real de mirar hacia afuera, no hacia adentro”. Señalando también que “la idea de un profesional de las normas, como una habilidad independiente, es un camino a seguir completamente erróneo.

Teresa J. Cendrowska, Vicepresidenta de Cooperación Global de la ASTM Internacional, opinó que los requisitos de competencia deben incluir: Fuertes habilidades organizativas y la capacidad de realizar múltiples tareas, administrar varias prioridades a la vez; dominio de la comunicación escrita y oral, incluyendo hablar en público y habilidades de comunicación interpersonal reflejadas en la capacidad de motivar y colaborar; conciencia cultural; capacidad de usar y aplicar herramientas tecnológicas; capacidad de operar en situaciones con altos grados de ambigüedad; optimismo y una perspectiva positiva; mentalidad empresarial demostrada que incluye adaptabilidad, flexibilidad y creatividad; curiosidad y compromiso con los objetivos a largo plazo. Y en particular, para los que desarrollan las normas en los comités: Antecedentes técnicos o conocimiento técnico fuerte de los intereses y temas que representa; entendimiento claro del objetivo deseado o resultado final para la norma en desarrollo o discusión; conciencia del mercado, incluidos los impactos de la tecnología, la regulación y los factores comerciales; fuertes habilidades de comunicación oral y escrita, incluida la capacidad de describir ideas abstractas y proporcionar una justificación para un posición establecida; fuertes habilidades organizativas, incluida la gestión del tiempo; habilidades interpersonales que incluyen la capacidad de colaborar, establecer contactos y negociar; capacidad de usar y aplicar herramientas tecnológicas y compromiso con la tarea a mano.


Rosario Uria, Directora General de INDECOPI/Perú: Todos los profesionales deben tener un conocimiento avanzado de inglés, buenas habilidades de escritura, actitudes de negociación, habilidades para trabajar en grupo y manejo emocional.


Yoshikakai Ichikawa, Ingeniero Jefe Superior de Hitachi en Japón, presentó esta visión: Profesional de las normas: capacidad de comunicación, bueno para lograr y extender la conexión humana, hábil para tratar con reglas y regulaciones, bueno para transformar una meta en planes de acción factibles. Redactores de normas: Bueno para comprender rápidamente temas técnicos, bueno para transformar ideas en lenguajes nítidos. Planificador estratégico: Persona a cargo de negocios reales, pero entiende cómo utilizar las normas.

El Dr. Sunarya, del Instituto Spring de Indonesia, miembro de APEC expresó que: De acuerdo a su opinión y observaciones, la comprensión de la normalización puede dividirse en tres niveles: 1. Nivel uno, aquellos que entienden una norma como está escrita, incluyendo los requisitos técnicos (qué es); 2. Nivel dos, aquellos que entienden una norma como está escrita y también comprenden las consecuencias del incumplimiento de los requisitos (qué es y cómo debería ser); 3. Nivel tres, aquellos que entienden una norma como está escrita, entienden las consecuencias del incumplimiento y la razón imperiosa de los requisitos (qué, cómo y por qué)”.

De acuerdo a sus observaciones y experiencia sobre los requisitos de competencia: alguien que tiene los conocimientos básicos en control de calidad y experiencia en la evaluación de la conformidad, puede comprender fácilmente la sustancia de la Normalización. Las actividades de Normalización están estrechamente relacionadas con aspectos de la técnica. Por lo tanto, en el mercado de trabajo, el profesional de normas a veces también se nombra como Ingeniero de Normalización.


Como puede observarse, en general, los líderes citados, tienen una comprensión común de los requisitos de competencia para los profesionales de las normas, aunque se encuentran algunas diferencias. Algunos hicieron hincapié en un enfoque basado en la experiencia/participación, mientras que otros se centraron más en un programa de generación joven y desarrollo curricular de educación formal.

Contextualizando el tema a las prioridades presentes de la Normalización Cubana

El 28 de febrero de 2017 fue aprobada la Política para el Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Normalización, Metrología y Calidad, por el Consejo de Ministros, recogió entre sus principios, en correspondencia con los seis ejes estratégicos definidos en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030:


Sobre la Infraestructura Nacional de Calidad (INC): Desarrollar la Normalización Nacional, Potenciar la infraestructura (física e institucional) de Normalización, de Metrología, de Calidad, de Reglamentación Técnica y de Acreditación, que garanticen el cumplimiento de los requisitos de los mercados globales y el compromiso con la excelencia. Sobre Formación y cultura para la calidad: Elevar el conocimiento y la cultura sobre NMC-A, fortaleciendo los planes de estudios en las carreras técnicas, crear como salida de estas carreras la especialidad de metrología mediante postgrado. Perfeccionar la enseñanza técnico-profesional en Normalización, Metrología, Calidad y Acreditación (NMC-A), así como fomentar otras vías de capacitación.


Lograr esta meta estratégica en el 2030 tal como se prevé, conlleva esfuerzo y dedicación de todas las entidades que integran la INC, que incluye todos las entidades de los sectores y formas de gestión autorizadas y que éstas cumplan los requisitos de competencia pertinentes.


El tema de las competencias de los profesionales de las normas, en el marco de las acciones que se realizaron para implantar la política, fue necesario y esencial en la etapa en que se actualizaron los procedimientos de Normalización, en conformidad con las nuevas normas jurídicas conciliadas y aprobadas en el mes de abril de 2020 y publicadas el propio año en la Gaceta Oficial No. 66 Ordinaria de 1 de octubre de 2020, con:  Decreto-Ley 8/2020 De Normalización, Metrología, Calidad y Acreditación.  Decreto 16/2020 Reglamento de Normalización, Metrología, Calidad y Acreditación
Donde el tratamiento integral al tema de la competencia de los profesionales de las normas, referidos a la formación de los profesionales en los distintos niveles de enseñanza, por especialidades y en función de sus ocupaciones futuras, al igual que en su superación y especialización posgraduada, así como la preparación de los profesionales de las normas, está recogido en varios de sus capítulos, donde se materializa por ejemplo:

En el Decreto-Ley 8/2020:
CAPÍTULO II COMPONENTES DE LA INC Y SU RÉGIMEN ECONÓMICO FINANCIERO SECCIÓN PRIMERA Infraestructura Nacional de Calidad Artículo 6. Las personas naturales y jurídicas que intervienen en la economía, según sus características, deben: 1. Implementar las funciones de las actividades de Normalización, Metrología y Calidad, que garanticen el cumplimiento de los requisitos normativos y que estos se refrenden adecuadamente en los contratos. 2. Incluir los objetivos de la calidad en sus planes de desarrollo e implementar la función de Normalización, Metrología y Calidad, que les garantice cumplir con los requisitos que les correspondan. 3. Implementar sistemas de gestión de la calidad de forma sostenible para elevar la calidad de los bienes y servicios y contribuir a su competitividad. 4. Aplicar la gestión de riesgos, con el objetivo de minimizarlos y con ello elevar su competitividad.

En el Decreto 16/2020:
CAPÍTULO II INFRAESTRUCTURA NACIONAL DE CALIDAD SECCIÓN PRIMERA Disposiciones generales a) asegurar, por medio de la Acreditación, el reconocimiento de la competencia en la ejecución de las actividades de evaluación técnica con imparcialidad, objetividad y transparencia.

CAPÍTULO VIII SERVICIO NACIONAL DE METROLOGÍA SECCIÓN PRIMERA Integración y funciones Artículo 80. Las personas jurídicas para obtener o mantener la autorización a ejecutar actividades de Metrología Legal son sometidas a supervisiones para la evaluación de su competencia técnica, de acuerdo con las disposiciones establecidas y por comisiones creadas a estos efectos por la Oficina.

Artículo 83. Los centros de investigación o laboratorios, nombrados por la Oficina como institutos nacionales de Metrología designados, tienen entre las funciones: j) actuar como perito en el campo de la Metrología de su competencia; y k) organizar y ejecutar la capacitación en materia de Metrología.

Artículo 100. 1. El personal que realiza verificaciones a instrumentos y sistemas de medición recibe su autorización en documento anexo al Certificado de Registro, entregado por la Oficina al laboratorio donde ejerce sus funciones, el que es registrado con un código de identificación en una base de datos nacional que mantiene la Oficina, previa demostración de su idoneidad y competencias, avalados por el jefe del laboratorio. 2. La competencia de este personal está sujeta a las evaluaciones que se le realicen a los laboratorios.

Artículo 101. La competencia del personal que ejerce la supervisión metrológica está sujeta a las evaluaciones que se le realicen a los cuerpos de supervisión.


En próximas publicaciones continuaremos dando seguimiento a este importante tema de la competencia de los profesionales de las normas.